martes, 31 de enero de 2012

Para recordar todos los días

Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en palabras.

Cuida tus palabras, porque se convertirán en acciones.

Cuida tus acciones, porque se convertirán en hábitos.

Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu carácter.

Cuida tu carácter, porque se convertirá en tu destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada